PILATES: una actividad para sentirse bien

Creado por Joseph H. Pilates hace casi un siglo, este método no sólo ayuda a mejorar la condición física, sino también la capacidad de control y concentración. Paola Steiner, instructora del gimnasio XINERGIA, explica cuáles son los beneficios de la actividad.

Visitar a un médico por distintas dolencias y terminar en pilates por recomendación del especialista es cada vez más frecuente. En Xinergia, un reconocido gimnasio de la ciudad de Santa Fe, es una de las actividades más requeridas. Se brinda todos los días de la semana, en diferentes horarios.

La profesora Paola Steiner, instructora de fitness y pilates, conversó con Viví Mejor sobre los beneficios de la actividad y por qué es ideal para los tiempos que corren. “Hoy es muy común que la gente haga pilates. Recibimos a muchas personas derivadas por médicos, y con las más variadas patologías. Estrés y ansiedad son algunas de ellas”, comenta.

Los beneficios de la actividad, cuenta, son muchísimos. Los principios básicos apuntan al alineamiento del cuerpo, a la centralización, al control, a la concentración y a trabajar mucho con la respiración.

“En Xinergia damos pilates reformer, con camillas. A veces lo combino con pilates de suelo, según la gente que esté. Las camillas tienen el beneficio de trabajar el cuerpo mejor acomodado. Además, por dar un ejemplo, si una persona tiene problemas en la rodilla hay cosas que no puede hacer estando parada. Acostada en la camilla, en cambio, si podrá”, manifiesta la profesora.

De qué se trata

El método pilates es un sistema de entrenamiento y acondicionamiento físico y mental. Fue creado a principios del siglo XX por un alemán llamado Joseph Hubertus Pilates  basándose en el conocimiento de distintas especialidades, uniendo dinamismo y la fuerza muscular, la respiración y la relajación.

Al principio el método fue llamado “contrology” (contrología) porque necesita mucho del uso de la mente para controlar el cuerpo, buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. El método se centra en el desarrollo de la musculatura interna para mantener el equilibrio corporal.

“En pilates apuntamos a trabajar el tono muscular porque esa es la forma para mantenerse erguido. No es tanto estiramiento. El centro de trabajo en pilates está en la parte abdominal. Se cuida mucho la precisión de los movimientos para que la persona se mantenga recta, derecha”, explica Paola Steiner.

Quiénes pueden hacer pilates

La respuesta a quiénes pueden hacer pilates se resume en tres palabras: todo el mundo.

Esto abarca a jóvenes, adultos, abuelos... También mujeres embarazadas.

Si se acompaña la actividad con una buena alimentación (sana y saludable) y ejercicio aeróbico mucho mejor serán los resultados, que básicamente se resumen en que la persona logre su bienestar.

Consultada sobre por qué recomendaría pilates, la instructora de Xinergia dice:

“Yo lo recomiendo porque es una excelente actividad para un proceso de rehabilitación o porque han sufrido una lesión. Además, pilates es un método aconsejado por médicos y fisioterapeutas a personas que buscan sentirse mejor, con mayor flexibilidad, y con una buena postura”.

 

Sobre Xinergia

Xinergia es un espacio donde la actividad física es seguida por profesores y al mismo tiempo controlada por médicos. Todos los asistentes tienen un vínculo permanente con profesionales de la salud y, por ende, una atención personalizada. Queda en Aristóbulo del Valle 6145.

Share this article