Unas vacaciones seguras requieren pensar en el traslado

Tener presente que las vacaciones comienzan desde el recorrido en ruta y no desde que se llega a destino es fundamental para evitar accidentes. Qué se debe llevar de manera obligatoria en el auto y qué tener en cuenta a la hora de viajar.

Por Mónica Ritacca

El viaje en auto es parte de las vacaciones. Entender ese concepto es clave para que los días de relax que una familia se tome en algún otro lugar sean felices y no terminen en tragedia. Es que un gran porcentaje de los siniestros viales tiene que ver con errores humanos.

A la hora de emprender un viaje en auto varias son las cuestiones que se deben tener en cuenta. Así como se escoge el lugar de alojamiento con antelación, lo mismo debe hacerse con el tema del traslado.

Para muchas personas que se van de viaje, las vacaciones comienzan cuando llegaron al lugar de destino. Pero esa es una concepción equivocada. El inicio de las vacaciones debe comenzar desde el primer minuto que arrancó el vehículo hacia el lugar elegido. O sea que no hay que desesperarse por llegar ni tampoco fijarse horarios de arribo. La clave es salir a la ruta con tranquilidad.

Consejos claves

Emprender un viaje seguro requiere tener en cuenta varias recomendaciones. Además de hacer revisar el auto por un mecánico con varios días de antelación y de chequear que se lleve a bordo toda la documentación obligatoria y elementos de seguridad que se exigen en la Ley Nacional de Tránsito -la N° 24.449-, es fundamental que se decida con tiempo por cuáles rutas se irá, que el conductor viaje con ropa cómoda, detenerse quince minutos cada dos horas si el lugar de destino queda a más de 500 kilómetros y respetar las velocidades, siendo esto útlimo la principal causa de los siniestros viales.

También se sugiere dormir como mínimo 8 horas antes de salir a la ruta y que la temperatura adentro del vehículo sea agradable. Todos los menores de 10 años deben viajar en los asientos traseros, ya que son los lugares más seguros del vehículo. Los niños de 5 años o aquellos que pesen hasta 25 kilogramos deben tener, además, un sistema de sujeción adecuado a su contextura física. Así, hasta 10 kg deben viajar en sillas mirando hacia atrás y de entre 10 y 25 kg mirando hacia adelante.

Resta decir que las mascotas pueden viajar en auto. En ese caso, se sugiere la utilización de un arnés que se adapte a la fisonomía del animal y limite sus movimientos, ya que si está suelto dentro del automóvil puede molestar o distraer al conductor e incrementa el riesgo de un siniestro. Hasta el momento, no es obligatorio llevar a los animales sujetados por arneses, pero sin lugar a dudas es un elemento más de seguridad a la hora de evitar que salgan despedidos, en caso de un choque o de una frenada brusca.

Cuatro claves para conducir de noche

Es común que muchos elijan conducir de noche para evitar los congestionamientos de autos o bien para ganarle horas a los merecidos días de descanso. Entre las ventajas que tiene esta decisión, se encuentra el hecho de que circulan mucho menos vehículos, sin embargo también tiene sus desventajas.

El hecho de que algunos conductores se vean tentados, por ejemplo, a pisar el acelerador para llegar a destino más rápido incrementa la posibilidad de sufrir algún tipo de riesgo. A esto se le suma que la visión nocturna es menor, por lo que el control de las variables externas disminuye notablemente.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial corrobora estas afirmaciones al señalar que dos de los factores que determinan que manejar en horario nocturno sea mucho más peligroso son la velocidad y la disminución de la visibilidad.

Para reducir la probabilidad de sufrir un accidente, se recomienda disminuir la velocidad aunque la ruta esté totalmente vacía y despejada, prestar muchísima atención y tener máxima concentración, dormir bienantes de emprender el viaje y tomar descansos frecuentes si el trayecto es muy largo, y conversar con los otros pasajeros y escuchar música o radio.

Share this article

Inicia sesión para enviar comentarios